Español change

Error

×

Las faltas típicas de los experimentos sociales

Main page / Articulos en Selección / Las faltas típicas de los experimentos sociales

Una falta muy frecuente cuya eliminación ayudará a prever muchos fallos es la ausencia de un plan secundario: un tal plan mínimo que hay que cumplir obligatoriamente. Recomiendo actuar de la manera siguiente – antes de empezar un experimento social (ES), abres tu libreta de notas y ves que la última vez pudiste hacer una cosa. Esta vez quieres probar a hacer un poco más, pero EN CUALQUIER CASO durante este experimento tienes que dar al menos un paso hacia adelante, al menos uno, aunque sea muy muy pequeño pero tienes que darlo cueste lo que cueste. Para eso compones tu plan mínimo. Por ejemplo, tomemos la situación con el ES de pagar con monedas en la tienda, supongamos que por ahora no has podido pedir el libro de reclamaciones, entonces entras en la tienda, estás bloqueada por el temor, te gritan y ya no puedes hacer nada más que marcharte de allí. En ese caso tienes que sacar mecánicamente tus monedas, abres la boca y te obligas a pronunciar la frase “Está obligado a coger este dinero en cualquier caso” así repites el éxito pasado y después si siguen gritándote te obligas a abrir la boca y pronunciar “dame el libro de reclamaciones”, después de esto ya puedes marcharte sin esperar a la reacción del dependiente porque ya has cumplido tu plan-mínimo y recibirás el resultado, porque verás que acabas de hacer algo que no pudiste hacer antes y todavía estás vivo, no ha cambiado nada, no ha sido tan horrible como creías.

Si en cualquier caso haces lo que tienes planeado, incluso la acción más insignificante que está un paso más allá, entonces tendrás el sentimiento de victoria, el que será uno de los jugadores de tu equipo. En el caso contrario alimentas al escéptico que repite “no podré hacer nada”.

Uno de los métodos intermedios consiste en estar presente mientras alguien más realiza este ES. Y en general, es cómodo realizar los ES en pareja: uno hace el ES, el otro mira y después comparten sus impresiones. También será útil ir a los experimentos sociales con el dictáfono en el bolsillo, en el momento de un experimento social el miedo te paraliza y después no recuerdas nada y la grabación te ayudará primero, a recordar todos los detalles, segundo, a hacer los deberes de casa o sea a volver a vivir toda la situación varias veces, eliminando la EN hasta que la repetición de esta situación te provoque la risa. Este trabajo de casa a mi modo de ver es uno de los momentos claves en la realización de los ES.

En lo que se refiere al SInfP que se manifiesta en muchos practicantes, en plan “me dedico a tonterías”, “no puedo pedir el libro de reclamaciones y mi vecino va a la tienda y se pelea con todo el mundo” o “el tercer vecino mío ya hace medio año me dijo que se le había abierto el tercer ojo”… Claro está que este SInfP se basa en la costumbre pero además en la concepción que divide la práctica en lo que es “importante” y lo que “no es importante” y no según aquellos criterios válidos para ti sino según la importancia que da a estas acciones otra gente y sobre todo la gente normal y ordinaria, muerta de las EN. Afirmo que el ES es una de las partes más importantes y creo que conmigo consentirá cualquiera que tenga experiencia en los ES, quien lo sintió en el propio pellejo, quien se tropezó con sus miedos sociales y las EN que los acompañaban, y pudo superarlos, y desde su punto de vista, no tiene ninguna importancia lo que estás haciendo – te insurreccionas en el Tibet contra los ocupantes chinos o tratas de pedir el libro de reclamaciones – estas acciones son de la MISMA IMPORTANCIA si mientras lo haces experimentas EN de la misma intensidad. Si crees que tu ES es más importante sólo porque la gente muerta cree que esta acción es más importante, entonces no entiendes por qué hay que realizar los ES y en vez de llevar a cabo un ES haces otra cosa, por ejemplo – la satisfacción de tu deseo de las impresiones, el refuerzo de tu propia importancia ante tus vecinos, etc., es decir, no te dedicas a la práctica de la Selección para nada sino al contrario, cultivas tus tenebrosidades.

No sólo el cumplimiento tiene mucha importancia sino también el análisis realizado en casa sinceramente, durante el que podrás aclarar y estudiar todos los detalles – aquí he manifestado una, aquí otra y si revives el ES varias veces hasta que aparezca la risa o la indiferencia, entonces tu razón se liberará del miedo y tú mismo podrás ver mucho más de lo que antes había permanecido escondido de ti.