Español change

Error

×

Las concepciones de la educación de los niños, o Buchenwald en casa

Main page / Articulos en Selección / Las concepciones de la educación de los niños, o Buchenwald en casa

Si te apetece que tu caballo viva separado de su especie por lo menos tienes que permitirle observar el medio ambiente»

V. Kresse «Manual de comportamiento del caballo»

«el ojo del amo engorda al caballo»

El proverbio de campesinos

En este artículo he descrito brevemente diferentes imágenes dedicadas al tema de como los padres esclavizan a sus niños. El texto está escrito en la forma de vocación hacia los niños pero no te olvides que hasta el fin de tu vida sigues siendo el niño. No es importante cuántos años tienes – 10, 30 o 50, están vivos tus padres o ya se han muerto – tú continúas tratando como un robot justificar sus esperas hasta el último respiro.

* * 01 * *

Existe un método muy viejo pero muy eficaz y con su ayuda los adultos te retienen en la esclavitud. Este método es la sugestión de la idea de que existe «lo bueno» y «lo malo». De la tierna infancia, en cuanto comenzaste a comprender el significado de las palabras, en seguida te empezaron a decir: «esto es bueno» y «esto es malo».

Ahora, cuando te inspiraron que hay cosas buenas, y cosas malas, el adulto simplemente puede decir pomposamente – «ge, esto es tan malo», y en seguida te conviertes en el chico bueno o en la chica buena. Además se le ponen las caras muy importantes, inflan las mejillas y en general parecen la gente muy seria, esto pasa por la necesidad para que tú creas que el mundo es realmente así.

Claro que cuanto más tiempo pasa, tanto más a menudo ellos tratan de usar este método, de hecho es muy conveniente para ellos – no hace falta pegarte, ni castigar, ni explicar las cosas – simplemente te dicen: «es malo», y ¡ya está! Y todos ellos están unidos contra ti. Si un adulto en la compañía de otros te dice que «algo es malo», los demás tratarán de demostrarte que también creen lo mismo porque para ellos es muy cómodo que los niños sean esclavos y obedezcan a los adultos sin pensar mucho.

Los adultos mismos hacen muy a menudo lo que “consideran” malo, y no hacen lo que es bueno hacer – si prestas atención lo notas en seguida. La verdad es que algunos de los adultos realmente creen en «lo malo» y en «lo bueno», de hecho cuando ellos eran niños, habían revivido lo mismo – les decían pomposamente lo mismo, y si ellos no escuchaban o preguntaban – «pero ¿por qué?», los castigaban simplemente o decían que «no te metas narices en las cosas de los adultos» o «cuanto crezcas lo comprenderás». Y ahora cuando ya son adultos, todavía no han comprendido nada pero por el miedo de fallar y «hacer algo incorrecto», continúan ciegamente a hacer lo que les habían inspirado aunque fuera en contra de los deseos alegres, en contra de los intereses y del sentido común.

Quizá has pensado qué va a pasar si te entrevés a preguntar: «¿y por qué crees que esto es malo?» ¨ ¿Qué va a pasar? Prueba. Hay varias opciones. Por ejemplo, te pueden decir: «¿Pero por qué tú mismo no lo entiendes?» y se pondrán la cara de sorpresa. Haciendo esto ellos quieren que pienses: «Probablemente no comprendo algo si los adultos se asombran tanto que todavía no lo entiendo». En realidad ellos más a menudo no saben por qué esta cosa se considera como «mala», ellos quieren simplemente que hagas lo que necesitan ellos, y no hacían lo que ellos no necesitaban, eso es todo.

También pude pasar lo siguiente cuando preguntas a los adultos «¿por qué esto es malo?» A veces ellos se ofenden. ¿Te lo puedes creer? Los preguntas «por qué», y ellos se ofenden. En realidad se ofenden porque no tienen nada que decirte – ellos simplemente no SABEN por qué es malo, ellos quieren que tú pienses así y que sea obediente, nada más. Y no saben que contestar a tus preguntas y se ofenden.

¿Más cosas? Los adultos te pueden decir – «¡Porque sí!». Y ya está. Y si continúas preguntando, simplemente te HARAN cerrar la boca, les conviene en esto caso cualquier método – pueden pegarte, pueden ofenderse, pueden decir cualquier brutalidad.

A veces los adultos pueden fingir que en realidad quieren explicar algo. ¡Y comenzarán a explicarte, pero tienes que estar muy atento! Nunca digas que has comprendido algo, si de hecho no has comprendido nada, es necesario para que todo éste no has comprendido que todos los sea honesto. Y en este caso mira que pasa. Al fin y al cabo te volverán a decir que eres demasiado pequeño o algo parecido es decir no te explicarán nada probarán hacer todo lo posible para que digas que ya lo tienes claro, es que en realidad no quieren que comprendas sino simplemente quieren oír de ti la respuesta mecánica que lo has comprendido.

Si quieres ser una persona libre – prueba preguntar a los adultos, prueba plantear la pregunta «por qué es malo» y «por qué es bueno». Prueba, observa, piensa con tu cabeza y confía en los deseos alegres y en el sentido común.

* * 02 * *

Claro está que los adultos se dan cuenta de que no podrán dirigirte mucho tiempo sólo con las palabras «malo» y «bueno» porque no eres un niño tonto, tarde o temprano verás que ellos no saben qué es “ lo bien» y qué es «lo malo». Además, es fácil notar que a menudo ellos no hacen lo que ellos mismos te obligan a hacer porque es «bueno» y al mismo tiempo hacen lo que a su ver es «malo». Y cuando preguntas: “¿Por qué lo haces?», comienzan a reñirte o enrabiarse y te dicen: «No es tu asunto», o – «Mejor vigila a ti mismo», o «Todavía eres pequeño para decirme qué tengo que hacer», en fin lo sabes perfectamente qué dicen los adultos en estos casos.

Y sin embargo los adultos constantemente tratan de obtener el poder ilimitado sobre ti. A veces parece que están dispuestos a controlar cada tu paso – ¿para qué? Ya es otra pregunta, hablaremos de esto más tarde.

Pero hay un modo aun más eficaz de encerrarte en la esclavitud que los adultos usan a menudo. Es un método muy astuto. Pues bien, imaginémonos que ya has hecho algo inconveniente, por ejemplo no has sonreído a un huésped de tus padres. Puede ser que es una persona muy repugnante, pero tus padres te hacen sonreír y decirle tonterías tipo «buenos días», «más té» etcétera. En estas situaciones los adultos a veces lo encuentran incómodo simplemente obligarte por fuerza a hacer lo que quieren ellos (a veces no lo encuentran incomodo) pero en la mayoría de los casos cuando en la casa no hay invitados los padres pueden simplemente gritar o darte un golpe pero en la presencia de sus amigos ya pueden permitirse este lujo. ¿Entonces qué hacen? Se ponen la cara ofendida, se hacen que están muy avergonzados por tu comportamiento, que se sienten muy desagradable y mal. Ellos quieren que te COMPADEZCAS de ellos y por esta causa hagas lo que quieren. ¿Has pillado? A menudo les importa un pepino tus sentimientos – lo principal que hagas lo que quieren, y si tienes la piedad de ellos la usarán obligatoriamente. Ellos tratarán de despertar la lástima en ti, quieren que pienses «pues bien, no lo he hecho, y ahora está tan mal por estro, está bien y para que no me jodan más, lo haré…». Y claro está que esto pasa a menudo. Y entonces los adultos se dicen– «¡Vaya! ¡Funciona! ¡Y no es necesario gritar ni pegar es MUY COMODO!». Y desde entonces, como este método funcionó por primera vez, ellos ya más a menudo van usándolo, y cuando ya estas harto de todo esto y les dirás «Basta ya, no quiero hacerlo y no», entonces ellos dirán: «¡Pero cómo puedes ser tan cruel, insensible! No tienes lástima en absoluto y yo… te cuidaba, educaba etc.».

Quizá no te gusta ofender a la gente, de hecho es agradable cuando la gente se siente a gusto a tu lado aunque fuera la gente absolutamente desconocida. Y te no apetece ofenderle pero ¿qué puedes hacer si esta gente te usa tan insolentemente? ¿Qué hacer si te obligan con todas las fuerzas tener las emociones negativas por ejemplo la piedad? ¿Qué hacer si ellos mismos quieren experimentar la ofensa porque les importan un pepino tus cosas y lo único que quieres es que te portes como te dicen y nada más? Es necesario al fin y al cabo acabar con esto – si no quieres toda tu vida ser un juguete en las manos de otra gente, aunque sea la gente para ti simpática en algo.

Te propongo ocupar la posición siguiente: «No quiero que sufras pero no haré lo que quieres porque no comprendo para qué tengo que hacerlo y además simplemente no quiero porque soy un hombre vivo, yo mismo quiero decidir qué es lo que me gusta y qué es lo que no me gusta”. Es posible tener simpatía por la persona, pero esto no significa que debes hacer lo que él quiere de ti. Pues bien, imagínate si alguien te dirá: «Estoy mal, salta a la ventana, por favor, y me sentiré mejor…». ¿Saltarás a la ventana? Pero de hecho, cuando con todas las fuerzas te acostumbran a tener la piedad de todos, en realidad ellos te matan, porque la piedad igualmente como las demás EN para ti hacen imposibles alegría, ternura, enamoramiento, anticipación, interés, simpatía.

Recuerda que la piedad, es una emoción negativa y con su ayuda te manipulan como les da la gana. No sé cual es tu opinión pero yo no quiero que otra gente me dirija y me manipule como por un juguete. No quiero que ellos me acostumbren a sentir lo que me trae los sufrimientos y cuando tienes la piedad, estás sufriendo – obsérvalo. Mucha gente cree que si no tienes lástima eres una persona insensible y cruel. Prueba y verás que no es así. Entonces cuando dejas de tener la piedad, podrás experimentar simpatía, ternura, alegría, enamoramiento, aspiración, interés y otras percepciones que hacen tu vida más interesante y profunda. Estas percepciones las llamo percepciones iluminadas.

* * 03 * *

Nos acordaremos de un truco deshonesto más que usan los adultos a menudo. Te pueden decir: «Te hago hacer algo porque me preocupo por ti». Es un maravillo, ¿verdad que sí? ¡Ellos se preocupan por ti y ahora debes simplemente obedecerles ciegamente en todo!

Muchos niños se dejan caer en esta trampa. Te invito a prestar atención a lo que muchos adultos solamente se fingen que saben algo, y en realidad no saben casi nada – no tienen tiempo para estudiar, porque todos los días solamente trabajan o beben la cerveza o están sentados en el sofá mirando la televisión o tejen o… mira tú mismo alrededor ¿de qué están ocupados los adultos? Dime ¿has visto una vez al adulto PENSANDO? Y que no piensa qué película va a mirar hoy ni en la receta nueva de col salada sino que está PENSANDO de verdad – un adulto que piensa en la vida, en sí mismo, en por qué a veces nos sentimos bien y por qué podemos estar mal. Por desgracia el adulto que piensa es el fenómeno tan raro como el perro que sabe hablar. Ellos eternamente están estresados, continuamente experimentan inquietud, irritación, piensan en las cosas banales como por ejemplo la ropa, mira en sus ojos, allí encontrarás sólo el caos eterno que llena sus cabezas. ¿Cómo pueden parase para pensar? Recuerda a ti mismo cuando estás irritado o preocupado y dime si es posible pensar en este estado, observar, sacar conclusiones. No, no te sale nada. Por eso aunque sea muy asombroso, los adultos no son más inteligentes que tú, al contrario SON MUCHO MÁS ESTÚPIDOS que tú porque habían tenido más tiempo que tú para convertirse en tontos. Claro está que es difícil comprender, incluso esta compresión puede ser terrible, porque antes pensabas que los adultos pueden defenderte que ellos pueden explicarte algo que ellos saben como vivir y llenar su vida de alegría para que la vida sea más interesante, pero resulta que los adultos son simplemente los niños viejos, tontos incluso considerablemente aún más impotentes que tú porque están seguros de que lo saben todo y por esto se hacen completamente torpes e impotentes. Así que tú tienes que pensar más con tu propia cabeza – nadie lo hará por ti.

Por esto cuando un adulto dice que te obliga a hacer algo porque se preocupa por ti, ten en cuenta que ante todo se piensa en si mismo y se preocupa en realidad de si mismo porque ya es como un robot o como un autómata. Por ejemplo hace frío en la calle y los adultos te dicen que DEBES vestir la cazadora porque si no, no irás a pasear. Y les importa una mierda que esta cazadora no te gusta que hoy tengas calor que percibes el frío de otra manera y no la necesitas. Te dicen – «Me preocupo por ti así que ponte esta cazadora y no me digas nada porque si no…». En este momento en la mayoría de los casos no piensan en nada, simplemente funcionan como los robots. Les parece que tienes frío, ya está, y sin discusiones, vístete ya. Y es inútil tratar de convencerles. Prueba hablar con ellos, prueba convencerles que tú mismo quieres decidir cómo vestirte, y verás que ellos de todas maneras con los ojos de cristal te harán cumplir su exigencia, aquí no hay de que hablar mucho. Es inútil discutir con ellos porque es posible razonar sólo con alguien a que le gusta pensar, que te trata como a una persona pero ellos no quieren pensar, simplemente han decidido que les debes algo y ya está por esto como regla es imposible hacerles cambiar de opinión. Para ellos no eres una persona, para ellos eres una cosa porque eres SU niño, su artículo, su propiedad y como su coche o aspirador, te tratan de la misma manera como a una cosa querida y de valor por esto se sienten obligados cuidarla y su preocupación por ti tiene el mismo matiz posesivo.

Muy a menudo los adultos pasan mucho y empiezan a vigilar cualquier asunto insignificante de tu vida que te pones, como mascas, como andas, como respiras – lo hacen continuamente, cada minuto se «preocupan» por ti, y como resultado tu vida puede ser literalmente insoportable. ¿Qué se puede hacer en este caso? Eliminar las emociones negativas (EN) que surgen en ti por ejemplo irritación, agresión, descontento porque estas EN te destruyen, hacen tu vida insoportable. Sí, en cualquier caso tendrás que ser nada más que un objeto en las manos de los adultos hasta que alcances la edad, ¿cuando podrás luchar por tu libertad con más éxito así que tienes dos opciones sigues siendo no libre y sufres horrorosamente de las EN o sigues siendo no libre pero ya no sufres al contrario comienzas ahora mismo el viaje a la conciencia clara?

Además, aunque eres niño pequeño, puedes aprender resistir a la fuerza dura de los padres. Simplemente no HACES lo que no quieres hacer. Y aunque te gritan y te insultan recuerda que contigo no va a pasar nada de los gritos y las injurias pero si comienzas a suprimir los deseos alegres, en seguida comenzarás a morir rápidamente. Si te pegan, no lo permitas y decláralo a quién puedas, a todo el mundo no es nada malo – a los vecinos, a los maestros de la escuela, al comisario de policía, abre la guía y llama a la sociedad de la defensa de los niños contra la violencia doméstica etcétera. Busca los modos de influir en tus padres, no te conviertas en el preso voluntario. Recuerda que «pegar al niño» es la violencia sólo cuanto te rompen los huesos pero si te castigan físicamente es también la violencia, también está prohibida por la ley del país en que vivimos, y está prohibida por las leyes internacionales. Imagínate si alguien quiere azotar a tu padre en la calle. ¿Te imaginas su reacción? ¿Entonces por qué es posible pegar a ti? Te diré por qué. Porque eres más débil, porque no puedes responderles, y ellos lo usan.

A menudo pasa que el niño… se incomoda quejarse. Y claro, los adultos lo asustan diciendo «no saques los trapos a relucir», «somos la familia», «soy tu padre» etcétera. Pero el «padre» no es el sinónimo de «esclavista», y la ley de la inadmisibilidad de la violencia física se distribuye en él también. No te incomodes hablar de lo que te pegan. Que ellos se incomoden y que cambien su conducta.

¿Sabes qué significa la palabra «tortura»? Es la violación física intencionada, cuando el torturador usa el estado impotente de la víctima. La aplicación de las torturas a los niños es el fenómeno ordinario en la familia. Por ejemplo, pueden torturar con el hambre («no te sentarás a la mesa, si no dices «que aproveche»), o al contrario torturan haciendo comer mucho por fuerza («no saldrás de la mesa, hasta que acabes toda la comida»).

Nunca cedas, no te incomodes a decirlo todo en todas partes – a mí me pegan, a mí me torturan, a mi me tratan como un esclavo. Lucha y nunca rindas, haz a los adultos percibirte como a una persona con los derechos de la persona viva. Recuerda que los adultos a menudo tomarán automáticamente la parte de tus padres. Da lo mismo, tú no te rindas. Cuanto más grandes sean el ruido y los rumores tanto más complicado será realizar a los esclavistas su violencia habitual.

Escribo este artículo empleando el lenguaje no muy simple, y si tienes 11 o 12 años, lo más probable que comprenderás todo lo que está escrito aquí, pero si a alguien es menor de 11 años, ya para él puede ser difícil comprender lo que está escrito por muchas palabras desconocidas y el estilo de la redacción demasiado pesado. Por esto puedes ayudarme, comunicas más que yo con los niños pequeños, además todavía también eres niño y puedes contarlo todo con tus propias palabras, explicarlo, dar los ejemplos, ponerlo todo lo más claro posible en comparación con mi manera de narrar. No pases de largo los intentos de torturarte ni volarte.

Claro está que los adultos sin embargo pueden tener más información que tú por eso no te aconsejo pasarlo por completo todos sus consejos y órdenes simplemente te aconsejo tratar de aclararlo todo para ti mismo, qué tienes que hacer y por qué. Si te prohíben meter los dedos en el enchufe, pregunta «por qué», toma en consideración que la corriente eléctrica puede matarte. Abre la enciclopedia y lee. Claro está que el asunto es serio, por eso aquí es posible creer al adulto en palabra, después leer los libros, comprender la cuestión y tomar la decisión no meter los dedos en el enchufe. Por el otro lado, te pueden decir: «ahora vas a la calle sin cazadora, te helarás, caerás enfermo y morirás». A primera vista el asunto no es menos grave pero la comprobación revelará su inconsistencia completa, por esto mira, piensa, observa, habla, pregunta y saca tus conclusiones, recibe la información de las fuentes diferentes, en general no confíes simplemente en las palabras de nadie.

Hay que reconocer que los adultos de todas maneras no se preocupan por ti de hecho si ellos en serio se preocuparan por ti ellos comprenderían que cuando ellos 20 veces dirán la misma tontería, a la 21 ves ya es difícil aceptar en serio sus palabras, aunque en este caso estas palabras tienen en la base el sentido real.

* * 04 * *

Uno de trucos más feroces que los adultos aplican para mantenerte en la esclavitud es prohibirte tener el tiempo libre. Cuando estas sentado en un sitio simplemente para permanecer tranquilo y para pensar en algo o para leer o para simplemente mirar a la ventana, en seguida aparecen los adultos y inmediatamente tratan de inventar alguna ocupación para ti. Con todas sus fuerzas tratan conseguir que tú constantemente hagas algo, de hecho cuando haces algo, no tendrás tiempo para pensar. No tendrás tiempo para recordar algo, para nadar en los sentimientos, todo esto es peligroso para adultos, de hecho si tú tendrás un poco de tiempo libre tal vez saques las conclusiones o inventes algo. Existe toda una tortura de no dejar a una persona dormir. Los adultos a menudo recurren a otra tortura – no le dejan al niño pensar y sentir. Como si no comprendieran que cuando estás sentada, cuando no haces nada esto no significa que realmente no pasa nada. Durante este tiempo sueñas con algo, algo recuerdas, piensas en algo, navegas por el mar de tus sentimientos, observas el mundo. De hecho cuando no lavas la vajilla, no sigues las reglas, cuando simplemente estás sentado o estás tranquilo sin pensar en nada concreto y simplemente miras de hito en hito a la ventana es la parte muy importante de tu vida. Durante estos minutos algo muy se tranquiliza en tu alma, ora cosa al contrario se pone rebelde, es difícil hablar de esto pero es fácil sentir.

Y cuando en ti se despierta la necesidad de dejar todo lo que no te interesa, todas las preocupaciones al lado y simplemente vivir la vida, en este momento inmediatamente aparece un adulto y dice: «Hombre! ¡De nuevo no haces nada! Anda, anímate…» E inmediatamente te encuentran los asuntos – tienes que ir a la tienda, hacer los deberes, leer el libro, hay un montón de cosas que hacer. ¿Verdad que a menudo tenías que fingir que haces algo, solamente para que te dejen en paz?

La tranquilidad es lo que asusta tanto a los adultos. Tienen miedo de tu tranquilidad porque la tranquilidad es la base de la vida, es el fundamento sobre que crece todo vivo, el interés vivo a la vida, los deseos vivos. En el estado de la tranquilidad la persona comienza a comprender muchas cosas sobre sí mismo, sobre la vida, se hace más inteligente, fuerte, independiente. ¿Notabas que a menudo los adultos se ponen rabiosos en seguida cuando ven que «no haces nada»? Claro está que tal vez lo hagan por casualidad, ellos mismo ya desde hace mucho no recuerdan que la tranquilidad existe pero ¿por qué tú debes pagar los vidrios rotos? Ellos eternamente hacen algo, andan cazcaleando… ¿Sabes por qué? Porque si simplemente se sientan y están tranquilos sin hacer nada, comenzarán a comprender que su vida no tiene nada que ver con la que quieren tener, pero como no tiene el deseo de escaparse de este pantano enorme en que están ahora tratan de tirarte en el mismo pantano y hasta ellos mismos no pueden darse cuenta de lo que están haciendo. Es su venganza porque desean que tu vida sea igualmente agitada e inquieta. Simplemente le da rabia cuando experimentas el sosiego mientras que ellos se inquietan tanto por sus cosas y asuntos.

Cuando digo que los adultos te tienen en la esclavitud, no digo que lo hagan ESPECIALMENTE, claro que no o mejor dicho no siempre. Pero sin embargo lo hacen. Y no es importante si lo hacen especialmente o no, lo esencial que lo hacen, y tú quieres o no quieres eres su juguete.

No sé por qué pero cualquier padre cree que es capaz de educar a su niño. Mira al mundo alrededor y verás allí a la gente inteligente, alegre, sabia, ¿fuerte? ¿Son muchos? No, no es así. Casi no existe nada. Adrede toda la gente con la que me encuentro no sé por qué pero es mezquina con las caras sin expresión con los ojos vacíos, sus gestos son desagradables, abarcados de una pasión repugnante. Y de hecho toda esta gente son los padres de alguien, todos tienen niños y todos educan a sus niños, es decir ellos creen que los «educan» pero en realidad no educan a los niños sino simplemente los tratan como si fueran su propiedad, como si fueran un objeto inanimado.

 

* * 05 * *

Además es necesario que tengáis en cuenta una cosa más cuando comunicas con tus padres: es que tus padres también eran los niños, sé que es difícil imaginarte pero es así ellos también tenían los padres, que los «educaban». Es decir hacían cometer un montón de acciones que nadie necesitaba. Tus padres también iban a la escuela, también les obligaron a aprender qué unas cosas son buenas y otras son malas y cuando se hicieron adultos todo esto se había quedado en sus cabezas. Porque de hecho son simplemente los niños crecidos, ellos tampoco tenían tiempo para pensar en su vida, y ahora, cuando ya tienen sus propios hijos no tienen ni idea de qué hacer con ellos. Están confundidos porque no son capaces de comprender algo en sus propias vidas y ni hablar de la vida ajena. Pero tienen en la cabeza la idea de que es necesario educar a los niños. ¿Y qué significa educar? ¿Qué hay que educar? No lo saben. Entonces ellos simplemente… hacen lo que están haciendo los demás, lo que hacen sus vecinos, lo que hacen sus conocidos y lo que sus padres hacían antes con ellos, es decir, comienzan a decidir y obligar a cometer las mismas acciones que antes tenían que hacer ellos.

Pero si fuera solamente esto… en realidad es mucho más complicado. Todos los padres tienen un montón de planes que sus niños tienen que realizar. Imagínate la situación siguiente – tu padre, por ejemplo, cuando era niño, iba al colegio. Sus padres querían que en el futuro fuera un matemático talentoso, o un cerrajero bueno, o un cantante, o un poeta, o alguien más. No es importante quien exactamente, es importante que sus padres querían que su hijo o tu padre fuera alguien importante, una persona a la que todo el mundo admira, una persona de la que hablan «¡Por dios qué hijo tan talentoso tiene usted!” y los padres sentirían el orgullo igualmente como se enorgullecen por el coche hermoso o por el aspirador. Porque iban a pensar que ellos lo habían educado así y que también es su éxito. Transcurrió el tiempo. Tu padre es una persona adulta ordinaria, nadie lo admira, y desde hace mucho tiempo se da cuenta de que no es un poeta talentoso ni cerrajero de la categoría 6, ni siquiera jefe del departamento, ni nadie importante que en general pueda provocar admiración. Pero tampoco lo desea mucho, está completamente satisfecho con lo que tiene, con su trabajo, cerveza y televisión. Pero aunque fuera una persona famosa no sería al menos un poco más feliz. Para comprenderlo hay que comunicarse con científicos, jefes, músicos etc. y ver que su vida es tan insignificante como la de otra gente porque son torpes, agresivos, insensibles, infelices como el resto del mundo. De hecho lo principal es sentirse feliz, tener las percepciones iluminadas, experimentar placer, alegría de la vida y no es importante en absoluto que tipo de rótulo te han colgado, si eres una persona famosa, talentosa, con muchas capacidades o no, de hecho esto no cambiaría nada en tu vida. Por desgracia, casi nadie lo comprende, y cuando naciste tu padre pensó más o menos lo siguiente: vale, no tengo grandes resultados, me molestaron muchas circunstancias y diferentes condiciones pero para mi hijo o para mi hija lo haré todo para que puedan crecer y ser algo.

Y tu vida se convierte en la pesadilla. Claro que en seguida los padres comienzan a hacer cosas «para ti», pero al mismo tiempo tú tienes que aceptar este «don», ¡ni se te ocurra renunciar a ello! Ellos quieren que realices todas sus tonterías, que a su tiempo tus abuelos hubieran tratado de imponer en sus padres. Ahora ellos exigen de ti que realices sus esperanzas. No hay nada más horroroso que realizar las esperanzas de alguien. Tus padres te convierten en una ficha en el juego de azar y apuestan si sale de ti un niño «talentoso» o no. Además, ahora, cuando ellos quieren hacer de ti algo importante, se olvidan de si mismos completamente, y si pasa algo obligatoriamente te acusarán «Oye… Debes hacerlo. Abandoné mi trabajo o no comencé a hacer algo y todos estos sacrificios sólo para que tú pudieras estudiar, todo era para ti y ahora tú…» Con todas las fuerzas tratan de hacerte sentir vergüenza y engancharte de nuevo. Simplemente te convierten en la cabeza de turco porque piensan que si de ellos no salió nada, su hijo realizará sus sueños y cuando se dejan llevar por estos pensamientos se sienten mejor porque les parece que el hecho de obligar a sus niños cumplir los sueños de sus padres, les ayuda realizar los sueños de sus propios padres por lo menos un poco.

¿Ves que es un callejón sin salida? Y después crecerás y claro está que no realizarás los sueños de tus padres porque todos estos sueños son una tontería increíble, nadie se hace feliz porque tiene un status. Pero pude pasar que tú crecerás, sentirás la piedad a los padres que ellos mismos te enseñaron a experimentar porque ellos esperaban tanto de ti… Y comenzarás a atormentar a los niños igualmente y lo continuarán eternamente de generación en generación. ¿Es lo que buscas?

* * 06 * *

Tal vez una vez notaste que a veces todos los adultos parecen idiotas cuando hablan con los niños. Hablas con una persona a primera vista normal, inteligente, pero cuando te le acercas para preguntar algo sobre la vida o sobre ti o sobre esta persona y… de repente… De repente se convierte en un idiota: la sonrisa hace su cara ancha, esta persona ya está despistada, comienza a necear, se siente incómodo como si lo hubieran preguntado algo inconveniente etcétera.

Es porque a ti, al niño, nadie lo considera una persona normal.

De la tierna infancia los adultos con todas las fuerzas tratan de hacer todo lo posible para que tú permanezcas estúpido cuanto más tiempo mejor, ellos no hablan normalmente contigo sino como con un crío que no puede entender nada de nada. Observa como los adultos se comunican con los niños pequeños, siempre hablan con voces poco naturales, se parecen a los idiotas increíbles. Imagínate si ellos hablaran de la misma manera con otros adultos, ¿verdad que es ridículo? Se puede reventar de risa, imaginándose este cuadro cuando los adultos hablan así uno con otro. Pero en realidad no es nada ridículo, de hecho esta comunicación muestra que los adultos no te dan las posibilidades para hacerte inteligente e independiente. Comienzan a hablar contigo en serio y sobre las cosas serias solamente cuando simplemente los obligas. ¡Precisamente obligas! Si simplemente dices «Ya no soy pequeño, ¿por qué habláis conmigo como con un bebé?», se irritarán simplemente porque metes las narices en las cosas de ellos o empezarán a burlarse de ti aunque tuvieras ya 50 años.

Me encontraba con muy pocos padres que hablaban con los niños en serio igual que como con cualquier otra persona adulta. Y como resultado ¿qué pasa? En resultado simplemente no tienes la posibilidad de entrenar tu mente, pensar en diferentes cosas y hablar de algo significativo e interesante. En realidad te aíslan en realidad, y tú no tienes otro remedio sólo con todas las fuerzas abrir este aislamiento. ¿Cuántas veces oíste la frase: «Todavía eres pequeño»? Los adultos quieren convertirte en un tonto, además te inspiran – «no tienes que pensar en esto, todavía eres pequeño…». Tienen miedo de ayudarte a pensar porque entonces serás más independiente en los pensamientos, y luego en los actos.

Pero también existe el problema contrario – cuando los adultos tratan indulgentemente tus intereses y quieren iniciarte en algo «importante». Por ejemplo, quieres leer los cuentos… ¡Qué va! Mejor estudiemos algo de matemáticas porque los cuentos infantiles parecen ser insignificantes y las matemáticas «son importante». ¿Quieres ser músico andante? Y en seguida te montan un escándalo con reproches, gritos y lágrimas porque tienes que estudiar, tienes que hacer los deberes, porque tus padres quieren que seas contable, economista, periodista. Los padres por la presa de muerte se agarran del niño, ponen en ridículo sus intereses, le hacen ocuparse de las cosas «serias».

Resulta muy difícil dejar a la persona hacer lo que quiera sin contribuirle sus propios intereses o por lo menos sin tratar de hacerlo.

* * 07 * *

La educación es algo muy asombrosa. Todos creen que es muy bueno y muy positivo, dicen que los maestros y los profesores tienen una profesión noble etc. Mientras tanto no sé por qué pero nadie piensa qué es la educación en concreto. Piensan, de hecho, que la educación es esta influencia orientada a un objetivo para cambiarlo un poco según los deseos y los objetivos del profesor. ¿Entiendes? ¡No según tus deseos sino según sus deseos! Y se considera que los profesores buenos saben educar bien. ¿Pero qué es este bueno en concreto? Esto significa que el profesor hace contigo todo lo que quiere y lo hace con éxito.

Hasta fue creada la pseudo ciencia que se llama pedagogía. Es la ciencia que enseña cómo reprimir las personalidades de los niños con más éxito, cómo engañarlos, obligarles a hacer lo que no quieren hacer. Existen unos institutos de la pedagogía, donde a la gente enseñan cómo educar mejor, es decir, les ayuda a encontrar los puntos flojos de los niños para utilizarlos y convertir el niño en lo que quiere el profesor.

¿Sabes cómo se llama el niño que no desea hacer lo que no quiere y que resiste a la violencia moral de los adultos? Lo llaman «el niño difícil», le asustan por la policía, por los horrores de todo el género e incluso pueden obligar a pasar el estudio mental forzado. Si tus padres son sadistas y quieren con la ayuda de los mismos sadistas vestidos con las batas blancas (se llaman los «psiquiatras» y los «psicólogos») por la fuerza convertirte en el esclavo, tratan de hacerte beber diferentes «pastillas apaciguantes» (que en realidad te matan) – resiste, llama a la policía, llama al servicio de la defensa de los niños contra la violencia doméstica etcétera pero no bebas estas pastillas «que te apaciguan» y las infusiones, resiste cueste lo que cueste incluso si no tienes otro remedio trata de ser astuto y mentir es decir haz todo lo que puedas y si ves que la violencia es inevitable finge «que lo comprendes todo» y haz lo que quieras pero a escondidas.

¡Claro está que todo esto se adorna con palabras de ayuda, te tratan de convencer que la educación existe para alcanzar ciertos objetivos decentes pero siempre dicen lo mismo! Cuando en los tiempos de Roma Antigua enseñaron odiar a los cartagineses o a los cristianos, cuando en la Edad Media enseñaron a odiar a los que no creen en Dios, cuando en los tiempos de Lenin enseñaban a odiar a los que no son comunistas, cuando en los tiempos de Stalin enseñaron a odiar a los que no adoran el poder soviético etc. Es decir, siempre en todos los tiempos la gente adulta trataba de educar a los niños, o sea hacer de ellos lo que quieren los adultos. Además les importa un pepino que quiere el propio niño y cómo el propio niño ve el mundo.

¿Pero por qué pasa esto? ¿Por qué la violación masiva, planeada de antemano y se convirtió no sólo en una práctica difundida en todas las partes pero empezó también asociarse en la mentalidad de la gente con algo bueno y noble? Es asombroso. Y claro que en el primer lugar a los niños se les enseña que la educación es algo correcto, necesario, bueno e importante. Los niños se acostumbran a ser obedientes, torpes, tener la piedad a los profesores. Es muy cómodo, no hay nada más que inspirar al niño que tu educación es lo que necesita, después le cuentas cosas horribles para que tengan miedo de hacer las cosas malas y ya está – ahora ya es un niño tranquilo y acepta todo tus esfuerzos perversos como algo normal. Si tu profesor te dice algo, no tienes que dudar, es pura verdad y si no quieres hacer lo que te dicen, entonces eres malo… Como resultado el mundo interior del niño sufre un daño gigantesco. Probablemente es imposible hasta imaginarnos la vida si todos los adultos de repente se dieran cuenta de que no es correcto obligar al niño a hacer lo que quieren ellos, sino ayudarle al niño a realizar los intereses que él mismo tiene. Si al niño le apetece leer hay que ofrecerle la elección unos libros, si él quiere saltar y correr hay que ofrecerle las posibilidades para desarrollar este talento. Personalmente yo veo de esta manera la actitud auténticamente humana entre el adulto y el niño.

Pero en realidad los adultos locos antes de todo comienzan a gritar: «¡Cómo es posible! ¡Permitirlo todo a los niños! ¡Ayudarles en todo! ¿Y si ellos quieren fumar, tomar drogas, mantener relaciones sexuales y pasar todos los días delante del televisor, también tendremos que ayudarles? ¿Esto te gusta, esto es lo que quieres, maldito Bodhi?» No, no lo quiero. Primeramente propongo ayudar solamente en los casos cuando te APETECE ayudar, es muy simple, ¿no te parece? Si no te apetece ayudar – no ayudes. En el segundo lugar, los miedos existían siempre. Siempre los adultos tenían miedo de que sin educación los niños se convirtieran en monstruos. Y claro que es una tontería. La persona siempre sigue sus inclinaciones. Y lo único que puedes hacer para tu hijo es ayudarle a realizar sus intereses sólo en el caso de si que te apetezca hacerlo. Es la única forma de educación correcta, pero claro está que este método es difícil percibirlo como educación clásica pero tú puedes nombrar tu actitud como ayuda y simpatía activa. Casi toda la gente adulta está simplemente enferma de los miedos, sufre la patología bien desarrollada, casi todos son paranoicos que esperan algo de la vida y de otros seres humanos sólo las acciones malas, lo temen todo, están tan sumergidos en el odio y miedo que no pueden imaginarse nada de nada, sólo el odio y el temor. Y por desgracia esta visión del mundo se convirtió en la norma. Por eso la gente ordinaria no confía en los intereses de los niños y de aquí proviene la locura de esta violencia general. Les parece que si permitir al niño hacer lo que él quiere, obligatoriamente querrá matar y destruir algo. Ante todo no es así. A mí, por ejemplo, no me gusta matar ni destruir, me gusta cuando la gente alrededor de mí tiene una vida interesante. Pero si un niño tiene ganas de destruir algo, nada prohíbe al adulto comenzar a detenerle declarando su posición, su opinión sobre los intereses, mostrando al niño que hay otros intereses que existe otro tipo de gente y mucha gente quiere defender sus intereses.

Los adultos hablan sin parar de la educación… Ojalá fuera posible hacer un experimento, probar educar a un profesor para que sintiera en su propio pellejo cómo es… cuando quiere una cosa y le imponen la otra, si trata de liberarse por lo menos un poco, le castigan en seguida. Si yo tenía el poder correspondiente, seguramente haría que la persona no pueda recibir el pasaporte y hacerse el ciudadano con todos los derechos, hasta que no reciba alguna experiencia que le ayuda a percibir razonablemente ciertas costumbres modernas de la sociedad. De hecho damos los pasaportes conforme la edad, pero la edad no es el criterio de la preparación de la persona a la vida social. Por ejemplo, a mi ver es necesario empañar a cada pretendiente al título del ciudadano para un día, creo que después será completamente claro y comprenderá que es una barbaridad hacer lo mismo con los bebés. Estoy seguro de que la encarcelación para dos-tres días bajará el porcentaje de la criminalidad en seguida. Si muestran a una persona joven la vida ordinaria de las familias en las que los niños violan mental y despiadadamente, cuando les castigan, tiene que mirar a los ojos del niño llenos de lágrimas y de impotencia. De hecho, cuando la persona todavía no tiene sus hijos es sensible a los sufrimientos de los niños violados por la educación.

Quiero activamente luchar contra las violaciones mentales legales de los niños, que se llama la «educación», y no creo que sea conveniente bajar los ojos y modestamente dejar pasar este tema, quiero declarar claro e inequívocamente mi intolerancia a esta barbaridad.

Sí, quiero que los niños se rebelen contra los padres usando tanto los métodos legales (es deseable) como ilegales (si no hay otro remedio en tu situación). Quiero que los niños formen la asociación donde ayudarían uno a otro a conseguir claridad y libertad. Quiero que se encuentren los adultos que no temerían contribuir a la aspiración de los niños hacia la libertad, que se encuentren los juristas y los abogados que en el tiempo libre del trabajo en vez de mirar la televisión se ocuparían del mantenimiento jurídico de esta actividad. Quiero que los niños y los adultos creen los grupos observadores, que observarían la conducta de los padres en las calles si un transeúnte castiga físicamente a su niño en la calle, lo detengan en seguida. Levantó la voz – está obligado a venir a la comisaría o visitar al psicólogo. No vino y le impusieron la multa. Si pegó al niño tanto que éste empieza a llorar del dolor que en seguida sus padres vayan a la cárcel, y después al tribunal. De hecho miren a los «patios infantiles», allí mamitas a veces pegan mucho a los niños de un año, de dos años, y ¿cuánto tiempo más nos destornillaremos modestamente? Los sadistas perversos, falsos que se vuelven de espaldas confusamente al ver pegar a los niños sois copartícipes del crimen.

* * 08 * *

Y lo último: imagínate ¿qué va a pasar si arrancamos de una persona viva un órgano vitalmente importante? morirá o vivirá como un minusválido. ¿Y si cortamos cierto pedazo de sus sentimientos que le gustan y que quiere experimentar? ¿Crees que es imposible? Sí, es posible… todo es posible, si uno tiene bastante poder, y los adultos tienen bastante poder sobre el niño para llevar a cabo los experimentos más inhumanos. Te contaré un ejemplo de tales experimentos pero lo haré brevemente porque no quiero provocar el odio demasiado fuerte de parte de ciertos lectores.

Existe una cosa monstruosa en nuestra sociedad que consiste en que a los niños se les niegue el derecho a probar los sentimientos eróticos y realizar los deseos sexuales. Prácticamente cada niño sano a los cinco-seis años, a menudo más temprano cuando tiene sólo dos-tres años, comienza a sentir cierta inclinación erótica al sexo opuesto y a veces al mismo sexo que a propósito no está nada relacionado con su orientación sexual. Esta etapa es completamente normal del desarrollo sexual. El niño comienza a espiar, soñar, masturbarse, tocar etc. Cada niño que demuestra las inclinaciones sexuales, se somete a la violencia más cruel de parte de los adultos aunque se demuestra en una forma muy suave, da lo mismo, cada niño conoce muy pronto que es «muy malo», o en el mejor caso que «ESTO no se puede hacer». A los niños meten en la cabeza la prohibición de cualquier manifestación erótica olvidando completamente que lo erótico está casi indivisiblemente relacionado con la ternura, con el enamoramiento, con la alegría, con la simpatía.

Pon al niño pequeño el porno, muéstrale la fotografía de una muchacha /un muchacho desnudo, muéstrale a una persona guapa desnuda real y verás que sin duda alguna se interesará de esto. ¿Acaso no es el motivo para permitirle mirar o tocar? Muestra al niño como hacen el amor y su interés será también auténtico. ¿Acaso no eres inclinado a desarrollar los intereses de tu niño? Hay una objeción muy difundida: el niño comenzará aficionarse demasiado al sexo y se hace perverso (empieza a comportarse mal, el sexo perturba la mentalidad de los niños etc.). Pero es inoportuno juzgar a los niños según la experiencia de los adultos. Para la persona adulta es típico el fenómeno de la hipercompensación, cuando una persona se escapa de la tutela de los padres (de marido, mujer) y “no para» perdiendo a veces la medida y realmente acabando con el agotamiento. ¡Esto pasa porque durante 10-15 años enteros le prohibieron hacer el amor y claro está que como el resultado iba deseándolo cada día más! Y es normal que en este caso cualquiera se eche a recuperar los años perdidos. Pero después de todos modos esta persona encuentra la medida, y su deseo se equilibra sin ningún control externo. Este efecto de la hipercompensación no pasa con los niños. En general es normal para los niños desear algo en la medida, en la medida que a menudo es inaccesible a los adultos, en la medida en que les apetece algo. Mi consejo para lo que creen que la sexualidad del niño necesita la restricción: ponle al niño pequeño una película porno. La mirará dos minutos y se destornillará tranquilamente para ocuparse de otro juguete. O diez minutos, o la media hora – no más. Va a mirar a ti o a alguien más haciendo el amor y verá que es maravilloso, que es interesante, que es bonito, claro que sólo en el caso de que para ti tu sexo no sea aburrido para ti mismo y para tu pareja… ¡Sin embargo personalmente para mí este cuadro es algo que pertenece al mundo de la ficción, los padres nunca dan la posibilidad a los niños de la película erótica o porno, nunca van a hacer el amor delante de su hijo, ni siquiera es mi fantasía sino algo fuera de la ley!

Seguimos adelante. El niño se hace mayor. ¡Sus inclinaciones infantiles sexuales fueron reprimidas brutalmente pero no desaparecieron por completo! Y cuando, al fin, ya puede practicar el sexo tanto cuanto quiere, su sexualidad despertada vuelve a lo que no experimentó durante su niñez o sea a las inclinaciones infantiles, es decir le excitan los niños. ¿A alguien le gustan los pederastas? Si no – no reprimáis la sexualidad infantil. Llevé a cabo una investigación completamente irreprochable que mostró que al menos 90 % de toda la gente tienen las inclinaciones de pederasta reveladas más o menos claramente. La esencia de esta investigación es muy simple: vendiendo el acceso en el Internet como el dealer de uno proveedor, al mismo tiempo les concedía a todos que quería el acceso a una foto galería que también contiene las fotografías del sexo infantil. Luego seguía cuáles apartados de la foto galería visitaba esta gente. Claro está que cada nombre único visitando algún recurso, dejaba allí su «huella» que yo podía ver. ¿Creéis que esta gente examinaba las fotografías de los pajaritos y las liebres? ¿O por lo menos el porno de los adultos habitual? ¡Que va! Ellos se metían en las páginas del porno infantil y pasaban allí HORAS. Y era la gente más habitual: doctores, sacerdotes, niños, adultos, profesores etc. Cualquier gente que compra el acceso al Internet. También realicé otro experimento he instalado en las primeras líneas de «TOP 100» de Rambler (el apartado «Entretenimiento») la referencia al sitio bajo el nombre «El sexo infantil extremo». Cuando una persona entraba a esta página Web encontraba allí sólo: «¿Y tú? ¿Estás dispuesto a contar a todo el mundo que quieres mirar a los niños desnudos haciendo el amor?». ¡Qué cantidad de mails llenos de odio recibí en mi correo electrónico! La gente quería matarme literalmente por lo que yo había chocado cara a cara ellos con su posición falsa porque en público expresan el odio hacia los pederastas y la pornografía infantil pero a escondidas ellos mismos quieren mirarla. A este site durante primeras horas vinieron diez mil personas, y habría venido ciento o doscientos si esta referencia hubiera sido eliminada. Así que cuando prohíbes al niño tener la inclinación erótica, tienes que darte cuenta de que tu hijo ya es una persona potencialmente infeliz, que después sufrirá mucho notando en sí el interés por los niños desnudos y pensando que es un perverso. Mientras tanto aquí no veo nada anormal es simplemente el deseo de recuperar lo que cada uno perdió durante su infancia. En cualquier caso no es nada anormal porque experimentar el sentimiento erótico es absolutamente natural independientemente de la edad – que la sexualidad misma decida en qué reaccionar. No propongo infringir el código penal sólo tratar de pensar y sentir libremente sin reprimirse a si mismo por las restricciones inventadas en la sociedad.

Precisamente en la infancia la excitación sexual está en el segundo lugar, y en el primero – excitación erótica, simpatía, ternura. Prohibiendo a los niños el sexo, éste empieza a ocupar el lugar principal en la vida del niño. Creo que es una barbaridad prohibir al niño experimentar los deseos eróticos y realizarlos en cualquier forma aceptable para el niño si no toca los intereses vitales de otras personas.

Si alguien se te acerca y te dice – «Tengo 50 años, tú 30 y todavía eres niño y por esto te prohíbo hacer el amor». ¿Cuántas palabrotas le vas a decir? ¿Y por qué puedes decir al niño que se lo prohíbes del mismo modo? Porque eres más fuerte, porque puedes prohibir, porque es más fácil para ti. Es más fácil vivir con el castrado que con la persona viva, así que los padres hacen en este caso algo completamente monstruoso. Literalmente castran a sus hijos sin mirar el sexo ni la edad. ¡Los niños de 3 a 18 años no pueden hacer el amor y no se atreven demostrar deseos eróticos! ¡La abstención de 15 años bajo el miedo del castigo cruel, y esto pasa justamente la edad cuando la sexualidad se desarrolla! Es el genocidio contra toda la humanidad, es asesinato.

 

P.D. En su tiempo cuando escribí este artículo, lo coloqué en Internet y propuse a los lectores que me mandaran sus comentarios. ¡Cuanta ira y otra mierda en general me enviaron! Es imposible describirlo. Y es característico que recibí emails irritantes tanto de adultos como de niños. Literalmente muy poca gente apoyó mis ideas. Por ejemplo tú, mi lector ¿dejas a tu hijo leer este artículo? Creo que no y claro que encontrarás la argumentación conveniente que te va excusar por qué no has hecho.

Continuaré el tema. Citaré un trozo del libro:

«Consejos de la administración de casa».1959.

«Es conocido que el instinto sexual a menudo se despierta aun en los años infantiles. A medida del desarrollo de los chicos y de las chicas va creciendo su interés al sexo opuesto y a las preguntas sexuales. En las condiciones desfavorables se puede tener lugar el desarrollo prematuro de la inclinación sexual que en unos casos provoca la aspiración a lo perverso y a la satisfacción nociva de la excitación sexual, lo que contribuye a las relaciones sexuales tempranas no menos nocivas. Al desarrollo prematuro de la excitación sexual favorece la presencia en el medio ambiente de los irritantes eróticos numerosos y la educación incorrecta sexual de los niños.

En nuestro país la educación sexual está relacionada con el sistema general de la educación y está dirigido a lo que por medio de la organización racional de todo lo doméstico, escolar y de la vida pública de los niños y adolescentes prevenir el desarrollo prematuro de la curiosidad sexual, eliminando la influencia de todos los irritantes eróticos y cambiando la atención de los niños en la dirección útil. Respecto al gran papel juegan el partido comunista, cultura física, deporte y actividad de aficionados al arte. Igualmente como en la alimentación de los niños hace falta excluir toda la comida que puede provocar la excitación sexual (el exceso de carne, especias, alcohol), también en la educación es necesario evitar todo lo que puede despertar la inclinación prematura sexual. Aquí se puede nombrar las obras literarias y el arte que no correspondientes a la edad, amigos perversos, errores bruscos de la conducta de los padres en presencia de los niños, conversaciones imprudentes de los adultos de los artículos sexuales. Al mismo tiempo, no hace falta tener a los niños de la edad en cierto grado de ignorancia completa sobre las cuestiones simples y naturales de la vida. Los pedagogos y los padres deben presentar en la forma cautelosa y natural a los niños y a los adolescentes el significado y la esencia de la vida sexual de la persona y con esto debilitar en los niños la aspiración a buscar en diferentes fuentes pornográficas las respuestas que les interesan para satisfacer la curiosidad y el interés que van creciendo.

Hace falta notar que en el sistema de la educación sexual correcta de los niños entra también la observación de la eliminación oportuna de todo lo que lleva a la excitación directa de los órganos sexuales y así favorece a la aspiración a satisfacerse de la manera poco natural del sentimiento sexual que se llama el onanismo. Se refiere todo lo que provoca la fricción o la necesidad de rascar los órganos sexuales: ropa densamente apretada, mantenimiento sucias las partes correspondientes de la piel, lombrices pequeñas y enfermedades locales que provocan picazón. La prevención y la curación del onanismo es real»

Y aun más: «Dormir en la misma cama es nocivo. Los que duermen juntos respiran (!!!) uno al otro».

Pues bien, ¿cómo se le puede llamar a todo esto? ¿Genocidio? Según esta sabiduría educaron los que ahora tiene 30 años y más. Niños miren a sus padres y tened ojo.

Incluso los psicólogos «progresivos» no despiertan el respeto cuando hablan de este tema. Por ejemplo, en Rusia hay un patriarca de la sexología el profesor y el doctor de ciencias de todo género Ígor Kon que difiere por las miradas muy progresivas. Llevaré algunas citas características:

«La pornografía reduce todo el asunto a la fisiología, priva todo lo humano de la persona y del erotismo.» El autor de este pensamiento no ha meditado, probablemente que igualmente se puede criticar el manual de la anatomía por la deshumanización de la persona y a propósito precisamente esto pasó en los tiempos conocidos. Puedes admirar la vagina femenina o el pene masculino precisamente así como admiramos una imagen grande de la hoja del árbol – de hecho nadie dice que nosotros nos alegramos defectuosamente de la naturaleza, privamos de la naturalidad cuando gozamos de la belleza de la hoja separada en vez del árbol entero. En este caso es evidente el carácter tendencioso – la argumentación sin fundamentos. A la famosa sintención de la percepción del sexo le dan cierto súper-status.

«El arte erótico no es utilitario, es auténtico, investiga el mundo humano, abre nuevas facetas. La pornografía es dura y funcional, provoca sólo la excitación sexual y nada más». ¿Qué os parece? ¿Qué significa «sólo»? ¿Es verdad que aparece la sensación de que el autor tiene prejuicios al sexo? La descripción se acompaña por las palabras «duro», «sólo», mientras que el erotismo está descrito muy pretenciosamente. Con el mismo éxito es posible tener prejuicios hacia la oreja que es duramente funcional que solo puede mientras que el cerebro… Y etc. A veces me gusta experimentar sólo la excitación sexual. ¿Por qué esto se considera «malo», «ilegal», «innecesario»? Me gusta y por esto seguiré mirando la pornografía, me gusta y seguiré masturbándome, me gusta y seguiré haciendo el amor en sus formas más diferentes porque a veces me gusta el primero, a veces el segundo, a veces el tercero.

«La pornografía opera los clisés estandarizados, la infracción de la condición pública es su objetivo porque las formas insólitas de la vida sexual son excitantes más fuertemente para la gente, y el escándalo público garantiza el beneficio». La pornografía no es tan simple. Igualmente como no es fácil crear un álbum con las fotografías, digamos de los grillos – los grillos parecen iguales pero es necesario hacer que cada uno tenga su propio aspecto. Si crees que la pornografía es muy simple, prueba crear un dibujo pornográfico o una fotografía pero es obligatorio que guste a la gente la que se aficiona a mirar tales fotos. ¿Además por qué de repente la infracción de las normas se convirtió en el objetivo de la pornografía? Al contrario, precisamente son las normas de la sociedad que por alguna razón no aceptan la pornografía. Con el mismo éxito es posible prohibir la libertad de palabra, después de declarar que la prensa libre tiene como el objetivo violar la ley de su prohibición. ¿Además si las formas insólitas de la vida sexual excita más fuerte a la gente por qué es indeseable? Si quiero excitarme más fuerte, lo haré y me dirigiré a la dirección que me gusta más. ¿Pero si me gusta más tomar el té con azúcar, debemos prohibir en seguida tomar el té sin azúcar? A propósito en lo que se refiere al beneficio es una frase demasiado imponente para criticarla. Personalmente yo, no tengo nada en contra del beneficio. Personalmente yo, no tengo nada en contra de las sensaciones sexuales fuertes. Yo en general no tengo nada en contra de todo lo que me atrae, y claro que no tengo nada en contra de lo que resuena con las PI.

«La pornografía niega la moral, humilla a la persona y la convierte en el objeto de las manipulaciones. Fija la ideología tradicional del dominio masculino (sexismo) y es uno de los modos de explotación sexual de las mujeres y los niños” Aquí todo está ya patas arriba, ya apareció la ideología… ya suena el espíritu de los tiempos de Stalin. La pornografía no niega nada, la pornografía es simplemente una imagen de lo que a la gente le gusta hacer tanto. La pornografía es lo que excita a la gente a la que excita esto, y ya está. Si alguna moral no lo acepta es su problema. Personalmente a mí no me humilla la pornografía. ¡No me imagino cómo esto puede humillar a alguien! Acaso si una persona es completamente chiflada. Y no entiendo ¿qué pinta con esto la manipulación??? ¿Qué pinta con esto el dominio masculino??? ¿De qué explotación sexual se trata?

«Con otras palabras, el erotismo comercial no convierte a la persona en el criminal, ni en el maníaco sexual, pero tampoco garantiza la felicidad a nadie». Ahora es necesario hablar de esto de manera muy clara – la pornografía no hace a la persona criminal o una persona peligrosa socialmente. Y la felicidad no tiene nada que ver con esto – la zanahoria tampoco garantiza la felicidad, tampoco la col sin embargo no nos prohíben comerlas ni cultivarlas.

«La gente adulta puede usar cualquier juguete erótico y las imágenes, pero es necesario en la medida posible proteger a los niños y los adolescentes que no saben distinguir la imaginación de la realidad, de las influencias potencialmente peligrosas». En la conciencia de los adultos, los niños son seres mitológicos. A los adultos no le gustan los niños o los adultos los tienen miedo, no sé, pero debe existir cierta causa seria para escribir estas frases. Personalmente yo, recuerdo perfectamente mi infancia empezando de la edad de dos meses, no me sumergí en mi vida adulta tanto para considerar a los niños y a los adolescentes (!) seres que no saben distinguir lo imaginado de lo real. Yo diría que precisamente los adultos a menudo son incapaces de hacerlo. ¿¿Y quién afirmó que el sexo es influencia peligrosa?? Esto se percibe como si fuera a priori. Y en general es una combinación de las palabras excelente – «la influencia potencialmente peligrosa». Bajo esta categoría es posible meter todo lo que sea necesario.

Este «sexólogo» sigue apareciendo a menudo en la televisión como el experto. Una vez le escribí la carta con la proposición de revisar su visión del mundo pero no me respondió.